Año 2016

 

“BIENAVENTURADOS LOS MISERICORDIOSOS, PORQUE ELLOS ALCANZARÁN MISERICORDIA”

(Mateo 5,7)

 

Escrito pastoral para el domingo 17 de julio

 

 

Recuerdo cuando en 1989 partía con un grupo de 50 jóvenes y algunos sacerdotes hacia Santiago de Compostela. Eran jóvenes sorianos sin mucha experiencia de lo que era la Jornada Mundial de la Juventud. Anduvimos 100 kilómetros a pie hasta el Apóstol, disfrutando del Camino Francés y el monte del Gozo, y vivimos en primera línea una JMJ. También con un número parecido de jóvenes de Osma-Soria nos encaminamos a Czestochowa en Polonia, esta vez en bus por carreteras apenas señaladas y largas “caminatas” sentados en el autocar. Dormimos en campings en nuestras propias tiendas que quitábamos y poníamos. Fueron días inolvidables, duros, pero con jóvenes deseosos de abrirse a la gracia de Dios y conocer de nuevo la experiencia de la Iglesia universal.
 

No son historietas las que cuento. Soy realista y sé cuánto ha cambiado nuestra Europa y España, pero el centro de interés de la JMJ Cracovia 2016 es el mismo: llamada del Papa Francisco a los jóvenes para que “salgan de sí mismos”, oigan, escuchen y abran su corazón al Espíritu que sigue hablando en Cristo a las Iglesias en este Año de la misericordia. Nos acoge la Iglesia en Polonia, la patria de san Juan Pablo II, en Cracovia donde él fue Obispo auxiliar y después Arzobispo, antes de ser Papa. Previamente estaremos “en los días de la Diócesis” (¿recuerdan en Toledo en 2011?) acogidos por la Iglesia de Poznan, una de las grandes Diócesis de Polonia. Una vez más será posible ese intercambio de jóvenes católicos de muchas partes, con sacerdotes, consagrados y algunos obispos en la comunión de la Iglesia.
 

En esos días, del 21 al 24 de julio aceptaremos las hospitalidad de esa Iglesia de Poznan y todo el programa de actividades, celebraciones, intercambios y momentos de oración y, ¡cómo no!, tiempos dedicados al buen ocio. La dificultad de la lengua la supliremos con muchos recursos que la fe tiene para comunicarse. Os pido la oración para estos días, pues sin duda nuestros jóvenes crecerán en experiencia de vida cristiana. El día 25, fiesta del Apóstol Santiago, Patrón de España, llegaremos a Czestochowa, para orar al Señor junto a la Virgen Negra. Muchos jóvenes españoles coincidirán en ese Santuario mariano, en una convivencia de encuentro con los obispos españoles que acompañamos cada una de las peregrinaciones. Desde esta ciudad polaca, cerca ya de Cracovia, llegaremos de modos diversos hasta el sitio concreto donde cada grupo o Diócesis pasará los días propiamente de la JMJ Cracovia 2016. Habrá tiempo incluso de visitar lugares tan significativos como Auschwitz, donde perecieron en holocaustos tantos hermanos judíos en la locura del nacionalsocialismo, o el lugar donde nació san Juan Pablo II.
 

Los días 27, 28 y 29 serán los dedicados a la oración y la catequesis con el programa de la JMJ: obispos y jóvenes pasaremos la mañanas de estos días para ayudarnos a penetrar en el mensaje que el Papa Francisco nos ha dirigido, estando las tardes dedicadas a tantos eventos en los que se puede participar. El Papa, que llegará el día 28, se encontrará con la mayoría de los jóvenes que participan en la Jornada Mundial; el día 29, como en otras ocasiones –recuerden Madrid 2011-, rezaremos con el Papa el Vía Crucis. La Vigilia del sábado 30 y la celebración de la Eucaristía del domingo 31 serán en el que han llamado “Campus de la Misericordia”.
 

¡Cuántos toledano, ahora ya con más años, recordarán su propia experiencia de Dios y de lo que es la Iglesia universal en esta JMJ de Cracovia! Es algo único que sólo sucede en estos acontecimientos y otros que se pueden vivir, por ejemplo, en Roma con el Santo padre. Nuestros jóvenes, después de ahorrar y buscar recursos por muchos sitios, peregrinan una vez más. Recen por ellos, para que se encuentren con Jesucristo por intercesión de Nuestra Señora, la Virgen negra de Czestochowa, y se entusiasmen con la vida cristiana en la variedad de vocaciones que Dios regala a sus hijos. Pidan también por este obispo que les escribe. La ilusión es la misma que en 1989, pero con más años.

 

X Braulio Rodríguez Plaza

Arzobispo de Toledo

Primado de España

 

Q